Black sea devil (Diablo negro del mar)

Estos raros y poco agraciados peces están entre los curiosos habitantes de los grandes abismos oceánicos, allí donde la luz solar no llega nunca y la vida se desarrolla al límite de sus posibilidades.

1101950814_400 amo2 wiki Ceratiodei-300x236  Cryptopsaras_couesii_(triplewart_seadevil)Los-5-animales-marinos-mas-extraños-1

CARACTERISTICAS: Estos peces pueden crecer hasta 2 metros de largo y 30 kg de peso, presentan un singular cuerpo cuya mayor parte lo constituye la cabeza, que es achatada y muy ancha, siendo el resto del cuerpo semejante a un apéndice. Pero sin dudas su característica física más relevante es la presencia sobre la boca de un señuelo bioluminescente que funciona gracias a las bacterias dentro del pez y que brilla en las tinieblas de las profundidades del mar, atrayendo a los peces más pequeños directos a sus fauces. En una adaptación vinculante, los Lophiiformes son grisáceos, pardos oscuros o negros, invisibilizándose y haciendo aparecer sólo el adminísculo luminiscente. No suele ser muy selectivo con sus presas, ya que en ese inframundo no hay mucho margen para escoger. La ancha boca se extiende en la circunferencia anterior de la cabeza, y ambas mandíbulas están armadas con bandas de largos y puntiagudos dientes, inclinados hacia adentro, y hasta los puede mover algo hacia adentro para no ofrecer impedimento al tragado, y prevenir cualquier escape desde su boca. Pueden además distender sus mandíbulas y estómago (sus huesos son delgados y flexibles) a enormes proporciones, pudiendo engullir una presa dos veces más larga que su cuerpo.

REPRODUCCIÓN

Cuando se estudiaron por primera vez algunas especies de este grupo, resultó que todos los individuos que se encontraban eran siempre hembras, lo cual desconcertó por un tiempo a los científicos que buscaban afanosamente a los machos para completar la descripción de la especie. Lo que sí ocurría siempre es que estas hembras tenían unos pequeños parásitos adosados a su cuerpo que, con el tiempo, fueron identificados por fin como los machos de estos peces.

Rápidamente, las investigaciones se enfocaron hacia el estudio de esta asociación y descubrieron que los machos, desde que salen del huevo, presentan un olfato muy desarrollado capaz de detectar en el agua el más mínimo olor. Además, no tienen aparato digestivo, por lo que son incapaces de vivir independientemente, y emplean su olfato para rastrear a las hembras siguiendo sus rastros de feromonas, a la cual deben encontrar rápidamente antes de que sus reservas se agoten y mueran.

Una vez hallada la hembra, los Lophiiformes machos se pegan rápidamente a su cuerpo y segregan una enzima capaz de digerir la piel en esa zona, lo cual le permite fusionarse con la hembra incluso a nivel de los vasos sanguíneos. Posteriormente, y ya asegurada su supervivencia con los nutrientes de la hembra, el macho se atrofia totalmente y su cuerpo solo contiene las gónadas que almacenarán semen hasta que las hormonas presentes en la sangre de la hembra le indiquen que es hora de ser fecundada.

Esta estrategia de reproducción extrema se explica quizás por la extrema dificultad de encontrar pareja en esos sitios tan hostiles donde además son muy escasos estos peces, por lo que se garantiza que el macho esté siempre listo para fecundar cuando la biología de la hembra así lo determine.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s